Una análisis sincero del próximo derbi

Carnibale, un análisis sincero del derbi Madrid Atleti

Se acerca el Derbi de los derbis, una vez más. Ese derbi que ha sido el centro del mundo futbolístico, y por tanto, el centro del mundo en general, protagonizando dos finales de Liga de Campeones, no consecutivas. Una vez más, viviremos las coletillas insufribles de la prensa, repetidas hasta la saciedad desde los tiempos de Matías I “el Vetusto y Ajado”; los entrevistados alrededor del estadio dejando en ridículo a sus hijos, que les acompañaron sonrientes sin saber nada del escarnio al que serían sometidos, como complices de la pantomima (si tu padre es tonto, no le dejes que se acerca a las cámaras, lección aprendida); las porras en tantos bares de España retransmitidas en directo, con dos personajes que fingen, pero que una vez retirada la prensa se zurrarán a palos como si no hubiera mañana y Cristiano fuera el único y verdadero dios, y aquí paz y después marca Ramos en el minuto 93. Una vez más, queramos o no, nos veremos envueltos por la marea futbolística (y venga coletilla), sometidos, ensimismados como se quedó un tal Miguel Porlán después de hacerle un caño a Maradona en el único partido a puerta cerrada que jugó en su vida (dato real).

¿Quién ganará el Derbi? Todo indica que Ramos marcará, lo que no sabemos es si antes o después del tiempo reglamentario. Lo que sí sabemos es que el Atleti sufrirá, aunque gane, y que lo más probable es que haga un esfuerzo por encima de sus posibilidades, para caer rendido en la orilla. ¿Quién se atreve a negarlo? … ¿Ven? nadie. Ni los Atléticos, aterrados ante la idea de volver a ganar en un partido intrascendente. La realidad es que el fútbol es un deporte injusto, sobre todo con el Atlético de Madrid.

Viendo las opiniones en Carnibale, nuestra querida, dulce app recién nacida, (descárguenla ustedes: www.carnibale.com), la gente lo tiene claro. Aunque parece que el rendimiento de Ramos este año está dejando algunas dudas y no todos nos fiamos de él. Quizá no sean más que unos atléticos resentidos y hartos de que el sevillano les destroce cada vez que El Derbi de Madrid - Atletipuede. No importa lo bien que juegue el Atlético, no importa que vuelen sus jugadores, que sean el ejemplo de Europa, que si es contra el Madrid y el partido significa algo, perderán, irremisiblemente. Y eso que han sido capaces de comerse a Barças y Bayern enfebrecidos de éxito y de gloria. No hay por dónde meterla, qué diría aquel viejo refrán nocturno. Y mientras, la gente quiere a Morata de Pichichi, y a Ronaldo balón de oro. El mundo está loco, soy el único al que le parece que Ronaldo ha entrado en fase Raúl: presente siempre, pero sin más daño que el de un Mikel Lasa jugando de lateral —esto es, marcando algún gol de chiripa desde su casa, o metiéndolos con la punta del naso, después de revolverse como cola de lagartija entre cuatro contrarios asombrados ante lo que parece ser más una anchoa bañada en aceite, que un delantero resultón. Sí, todavía hay poca gente opinando en Carnibale, pero ya vamos viendo la tendencia de algunos, las ganas de otros, y el empuje de los que siempre acaban ganando, no importa el cómo, no importa el dónde ni el cuándo.

Qué pena que Koke todavía no haya despertado de esa siesta que dura ya dos años. Esperemos que no nos venga éste con el síndrome “Lo Pelat” o Iván de la Peña, que pese a ser el jugadorazo que era, se quedó en la estrella de un Español bastante apañadito, por cabezón.  ¿Y Griezmann? ¿Le hemos aupado demasiado pronto al olimpo de los diésel? Sigue bien, ¿pero durará? Dará todo lo que promete y desbancará a los Messi y Ronaldo… Yo creo que podría ser, pero mucho bombo le estamos dando, a ver si se nos va tronchar antes de tiempo. Cuántas de esas no hemos visto, cuántos Robinhos tenemos que ver pasar para aprender a no volver locos a los pobres chavales. Aunque no es brasileño, que algo raro tendrán estos que no le duran ni tres asaltos a la noche madrileña…

Será un derbi como los de casi siempre, rudo y luchado, con mucha vida y algunas polémicas, a pesar de la ausencia de Pepe. Lo de siempre, qué dicen algunos en los tags en Carnibale. Y puede ser, pero es que en los derbis, lo mejor puede que sea lo de siempre: el bar, las cañas, los de siempre, el del Atleti que se hace el duro, los del Madrid que burlan, Ramos que marca, Simeone a punto de llorar, y las dos Champions que se acababan quedando en Madrid, para desgracia de los Madrileños… De algunos, claro.

Y ya saben, es hora de decirlo todo. Descarguen la app, y díganlo mucho, aunque no haya derbis ni fútbol, ¡háganse oír!

Su amigo y confidente,
el Bloguero del Antifaz


Comments (0)

Leave a comment