Mariano (Rajoy), eres un poco Lento

Mariano Rajoy en Carnibale

Ay, Mariano, lo mal que te trata la gente, has visto lo que dicen de ti… ¿Tú crees que eres un, y cito: #LENTOMÁSQUELENTO? Yo creo que sus razones tendrá la gente para pensarlo. Si lo dicen, será por algo. Aunque hay cierta inquina hacia ti, poco amor, que digamos, algún tímido: #ESTABILIDAD, pero poco más.

La gente está cansada de verte la cara, Mariano, de ver como te tragas la barba al hablar y produces ese irritante siseo… Qué quieres que te diga, a mí tampoco me parece que tengas mucho más. Llevas tanto tiempo paseándote, haciendo tan poco, que es difícil tenerte ya confianza. No es culpa de la gente que ya no tengas el atractivo que tuviste como delfín de nuestro último y napoleónico —napoleónico, por esas ínfulas que se daba, y por su altura, claro— emperador, el señor con de Aznar y el santo bigote poblado. Hoy, tras tanto recorte, tanta crisis mal llevada y tanto recorte de libertades en favor de tus amigos de las eléctricas y demás, no hay quien se crea nada de lo que dices.

Y es que lo que dices, madre mía, qué lírica, qué métrica, qué dulce sonar el tintineo de tus palabras cuando se salen del discurso; o cuando se quedan en él, tan encajonadas que hasta resulta gracioso (aún nos acordamos todos de ese “fin de la cita”, qué temple, ahí, como si disimularás pero no, porque no te estabas enterando de nada). Algunos dicen que te haces el tonto, otros, como yo, que no, que simplemente todo esto te importa un pimiento y que como ya tienes la vida solucionada, a ti que te aspen, que vas a vivir el resto de tu vida como un marajá, gobierne quien gobierne. Di que sí, ejerce de buen español, demuestra que eres cojonudo y que a ti, como a la gran mayoría, sólo te importa lo que te pase a ti y a dos o tres personas más que están a tu alrededor.

Y por no hablar del pasado, ¿verdad, Marianín?, que si sacamos viejos amores, igual te nos sonrojas y no podemos andarnos con un quítame allá este secreto a voces.

La gente ha hablado, y no sales especialmente bien en la foto. A estas alturas, dirás, ¿qué más me da? Es cierto, si tampoco ya vas a ir mucho más lejos. Dejémoslo en ese #LENTOMÁSQUELENTO y en que la historia te mencionará como el presidente de los recortes y los trabalenguas al hablar, que te nos has vuelto más campechano que el mismo Juancar.

El Bloguero del Antifaz


Comments (0)

Leave a comment